Área de Relaciones Internacionales
EXPERIENCIAS IUNIR: CANDELA ZURBRIGUEN

Mi rotación en el exterior fue en Torino, Italia, en pediatría. Estuvimos en diferentes servicios, como en oncohematología, neonatología e internación de pediatría general. Algunos servicios mejores que otros, como es obvio, por la gente, pero en general bien. En oncohematología estuve con un doctor en consultorio, que me enseñó muchìsimo, pero luego al irse él de viaje tuve que cambiar de servicio. En neonatología no te dejan hacer mucho, ya que es complicado tocar al paciente que son bebés, por eso sólo podíamos escuchar, pero vimos muchos casos interesantes y raros.
El tutor encargado de nosotras me dio la posibilidad de cambiar cada semana, a la especialidad que quisiésemos. Me gustó mucho la primera semana, además las residentes me hablaban y me incluían más que en otros servicios, revisé muchos pacientes y aprendí bastante, pero los últimos días estaban un poco más ocupados y allí sólo fui una observadora escuchando como hablaban entre ellos.
El idioma se entiende un montón y me sirvió mucho los 5 años de italiano en la facultad porque si no, no iba a aprovechar la rotación. Creo que lo que mas rescato de la rotación afuera es que afiance el idioma. El hospital es enorme, además de tener una excelente medicina, hay muchos servicios, yo solo acudí a 3.
Es cómodo llegar al hospital desde la residencia, ya que tomas el colectivo y en 20 minutos estás en el hospital.
Mi rotación en el exterior fue en Torino, Italia, en pediatría. Estuvimos en diferentes servicios, como en oncohematología, neonatología e internación de pediatría general. Algunos servicios mejores que otros, como es obvio, por la gente, pero en general bien. En oncohematología estuve con un doctor en consultorio, que me enseñó muchìsimo, pero luego al irse él de viaje tuve que cambiar de servicio. En neonatología no te dejan hacer mucho, ya que es complicado tocar al paciente que son bebés, por eso sólo podíamos escuchar, pero vimos muchos casos interesantes y raros.
El tutor encargado de nosotras me dio la posibilidad de cambiar cada semana, a la especialidad que quisiésemos. Me gustó mucho la primera semana, además las residentes me hablaban y me incluían más que en otros servicios, revisé muchos pacientes y aprendí bastante, pero los últimos días estaban un poco más ocupados y allí sólo fui una observadora escuchando como hablaban entre ellos.
El idioma se entiende un montón y me sirvió mucho los 5 años de italiano en la facultad porque si no, no iba a aprovechar la rotación. Creo que lo que mas rescato de la rotación afuera es que afiance el idioma. El hospital es enorme, además de tener una excelente medicina, hay muchos servicios, yo solo acudí a 3.
Es cómodo llegar al hospital desde la residencia, ya que tomas el colectivo y en 20 minutos estás en el hospital.
La rotación fue positiva en mi opinión.
El tutor encargado de nosotras me dio la posibilidad de cambiar cada semana, a la especialidad que quisiésemos. Me gustó mucho la primera semana, además las residentes me hablaban y me incluían más que en otros servicios, revisé muchos pacientes y aprendí bastante, pero los últimos días estaban un poco más ocupados y allí sólo fui una observadora escuchando como hablaban entre ellos.
El idioma se entiende un montón y me sirvió mucho los 5 años de italiano en la facultad porque si no, no iba a aprovechar la rotación. Creo que lo que mas rescato de la rotación afuera es que afiance el idioma. El hospital es enorme, además de tener una excelente medicina, hay muchos servicios, yo solo acudí a 3.
Es cómodo llegar al hospital desde la residencia, ya que tomas el colectivo y en 20 minutos estás en el hospital.
La rotación fue positiva en mi opinión.